sábado, 14 de septiembre de 2013

Tan desconsoladamente



Me sacude esta noche 
tan desconsoladamente
tan frágil en los gestos 
desesperados y anhelantes 
que se me hacen vívidas 
cada una de las notas 

de los Nocturnos de Chopin
en el genio de un Rubinstein.

No hay comentarios:

Publicar un comentario